MOTOSIERRA STIHL PARA TALLAR MS 193 T

PARA TALLAR MS 193 T

MS 193 T Carving

Motosierra STIHL de gasolina de 1,3kW, muy ligera con espada Carving

Confortable y ligera motosierra de gasolina de 1,3kW, con motor de 2 MIX, con arranque fácil STIHL ErgoStart (E). Equipada de serie con la nueva espada STIHL Carving y con una cadena de 1/4" RMS para un corte seguro y exacto.

Más detalles

Stock

Comparte

Añadir a la lista de deseos

591,70 € impuestos inc.

Más

Datos técnicos

Cilindrada cm³30,1
Potencia kW/CV1,3/1,8
Peso kg 1)3,3
Nivel sonoro dB(A) 2)100
Potencia sonora dB(A) 3)113
Vibraciones izquierda/derecha m/s² 4)3,1/3,1

Equipamiento de serie

Tensor lateral de cadena STIHL

La cadena se tensa lateralmente a través de la tapa del piñón de cadena, con toda comodidad. Así se evita el contacto con la cadena afilada.

Compensador

Es un dispositivo que nos permite alargar los períodos de limpieza del filtro de aire sin pérdida de potencia y proporcionando una mezcla aire/combustible óptima.

Tuercas imperdibles

¡Ya no se perderá ninguna tuerca al cambiar la espada y la cadena! La motosierra MS 261 es la primera de STIHL equipada con tuercas imperdibles(Además, ya no es el único modelo con esta característica). Una gran ventaja para los usuarios.

Anilla de sujeción retráctil

La anilla de sujeción retráctil sirve para atar la motosierra con una cuerda al arnés del operario, evitando caídas. Además, sirve para subir y bajar la máquina del árbol.

Sistema antivibración

Puntos de amortiguación exactamente calculados, que reducen las vibraciones del motor y del equipo de corte, lo que ahorra esfuerzo y facilita el trabajo.

Sistema STIHL Ematic

Este sistema reduce el consumo de aceite adhesivo de la cadena. Se compone de la espada Ematic, la cadena Oilomatic. Con estos componentes, el aceite de la cadena llega sin pérdidas allí donde realmente hace falta. De esta forma se puede reducir el consumo de aceite de cadena hasta un 50%

Técnica de cuatro canales STIHL

Cuatro canales de carga crean una turbulencia en la mezcla aire/combustible antes del tiempo de explosión. Con ello se consigue una combustión óptima del combustible y un rendimiento del motor claramente más alto. El resultado: menor consumo y un par motor más elevado en un régimen de R.P.M. más amplio.